La historia de Wonderbly

Nuestros comienzos…

Había una vez, allá por el año 2012, cuatro amigos que decidieron unir sus fuerzas y conocimientos para hacer un libro personalizado. Pero no uno cualquiera, sino el mejor libro personalizado de todo el universo. Se pusieron manos a la obra y empezaron a trabajar en ello, era su proyecto predilecto… Hicieron falta jornadas muuuy largas, familiares muuuy comprensivos y fingir que lo único que hacían en horario de oficina era su trabajo oficial, cuando no siempre era así.

Y, finalmente, ¡lo consiguieron! Crearon un precioso cuento lleno de magia: El niño/La niña que perdió su nombre. En el libro, la historia siempre era distinta, los personajes cambiaban y el protagonista era el niño o niña a quien se lo regalases. Sí, acabó siendo todavía más maravilloso de lo que habían pensado.

Al principio eran 
4 amigos y, de repente, nos convertimos en 400, después en 4.000, 40.000, ¡400.000! Seguimos paso a paso a los personajes de El niño/La niña que perdió su nombre y crecimos con sus protagonistas. Un día pasamos de ser Lost My Name a llamarnos Wonderbly, pero seguimos publicando cuentos para hacer que todos los niños se sientan especiales, para que sepan que cualquier aventura que imaginen puede convertirse en su historia.

Y esta es nuestra historia… hasta hoy. Puedes leer más sobre nosotros aquí.

¿Quieres trabajar con nosotros?

Nos encanta conocer a personas interesantes (y muy simpáticas) que tengan algo que contar y que aportar. Si quieres formar parte del equipo de Wonderbly, visita nuestra página de empleo aquí.

¿Alguna otra pregunta?

Envía tu pregunta a uno de nuestros encantadores Ángeles de soporte, que están preparados y esperando poder ayudarte en todo lo que puedan.

Pregunta a nuestros Ángeles
Comentarios y sugerencias

Valoramos todos tus comentarios y sugerencias. Nos ayuda a hacer nuestros productos mucho más especiales de lo que ya son, así que ¡ponte en contacto con nosotros!

Envíanos tus comentarios